SEDE ELECTRÓNICA

EspañolValenciàEnglishDeutch

EL TIEMPO

HOY

12ºC


domingo

13ºC

11ºC

lunes

12ºC

9ºC

martes

13ºC

7ºC

miércoles

11ºC

6ºC

CALENDARIO

INICIO

Descarga nuestras apps

Un ambicioso plan de paisaje armonizará toda la estética urbana

21 diciembre 2018

Entre las actuaciones previstas, figuran rescatar el gran escudo de del pavimento de la Plaça de l'Església, integrar verde en las calles en armonía con el entorno, recuperar elementos patrimoniales y singulares como el lavadero de l'Abiar, y redefinir la Plaça de les Pesqueres. Otra actuación ya definida es la de mejorar la estética de las entradas al municipio, espacios que ahora carecen de todo atractivo.

El nuevo equipo del Poble Nou de Benitatxell ya trabaja en un ambicioso plan de paisaje y regeneración urbana que va a revolucionar desde el respeto a la tradición la estética urbana. Los concejales comenzarán a principios de año a definir junto a los técnicos una primera memoria. Luego se organizarán talleres de participación ciudadana y concursos de ideas de cada una de las actuaciones. El proyecto persigue un objetivo muy claro: lograr que El Poble Nou de Benitatxell tenga una estética urbana identificable, que concilie la tradición y propuestas artísticas de vanguardia y que destaque por la luminosidad y el carácter mediterráneo. Con todo, una de las primeras premisas es recuperar las calles como espacios vivos y de memoria. Fotografías de hace algunas décadas demuestran que el municipio ha perdido elementos patrimoniales que tenían el valor de la singularidad. De ahí que el plan de paisaje ya tenga dos actuaciones definidas: la de rescatar el gran escudo del pavimento de la Plaça de l'Església, tapado hace años, e incluso recuperar el lavadero de l'Abiar, un espacio histórico de socialización que, cuando se rehaga piedra a piedra, podrá acoger actos culturales y festivos.

El plan de paisaje también armonizará toda la estética urbana. El mobiliario, las barandillas, las farolas, que serán todas de tecnología Led, tendrán un diseño unitario y atractivo. Además, se reinterpretarán espacios urbanos que se han diseñado sin un patrón definido y que ahora son anodinos. Uno de ellos es la Plaça Nova. Una de las ideas sería la de introducir parterres e incluso galerías de vegetación y flores.  De hecho, este proyecto tiene una premisa, introducir verde en las calles del Poble Nou de Benitatxell. Los vecinos y visitantes, al pasear por las calles, deben experimentar que toda la escena urbana respira naturaleza y vida. Esta actuación no es tan innovadora como puede parecer. Los vecinos todavía recuerdan que el Carrer Pou tenía alcorques en las aceras y era una explosión de rosales y verde. La filosofía del plan es recuperar esas imágenes. El plan de paisaje apostará por plantar árboles y especies vegetales autóctonas en plazas, jardines y calles. Además, se recuperarán y pondrán en valor los muros de piedra en seco, un arte que ahora la Unesco ha declarado Patrimonio de la Humanidad.

El proyecto también incluye, por supuesto, las urbanizaciones. También se mejorará su estética y se renovará el mobiliario para que sea el mismo que en el núcleo urbano. El plan de paisaje pretende, de hecho, que todos los vecinos, tanto los del casco urbano como los de las urbanizaciones, se sientan identificados con su pueblo y orgullosos de vivir en él. Embellecer un pueblo tiene un efecto muy positivo en la autoestima de los vecinos.

Otra actuación ya definida es la de mejorar la estética de las entradas al municipio, espacios que ahora carecen de todo atractivo. Como en todo el proyecto, se harán montajes fotográficos y recreaciones para que los vecinos aporten sugerencias e ideas. El proceso participativo es fundamental para el éxito de un plan tan ambicioso. En las entradas, se conciliará la tradición (el visitante debe identificar al primer vistazo que está en un pueblo mediterráneo, luminoso y encantador) y la innovación. Intervenciones artísticas en esos lugares estratégicos transmiten que el carácter innovador y creativo del Poble Nou de Benitatxell.

 "Estamos preocupados por el deterioro de la imagen urbana,  medioambiental y paisajística. Queremos implicar a los vecinos en hacer de nuestras calles y urbanizaciones un entorno más amable y atractivo", ha explicado el alcalde, Miguel Ángel García, que ha avanzado que el plan de paisaje podría estar ya acabado en marzo. "Embellecer las calles atraerá a visitantes y, al mismo tiempo, los vecinos y vecinas se sentirán orgullosos del espacio urbano en el que viven. Reivindicamos que el espacio público refleje la hospitalidad, la tradición y también la modernidad de un pueblo que, por suerte, ha conservado una de las tramas urbanas más bellas de la Marina Alta", ha añadido.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y obtener datos estadísticos de la navegación de sus usuarios. Si continúa navegando, consideraremos que acepta su uso. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies.